Follow by Email

jueves, 6 de marzo de 2014

El alcohol y otros males

Es frecuente que aparezcan en la consulta pacientes que, además de tener un problema con el alcohol, presentan síntomas de depresión, o de ansiedad, o problemas de pareja, etc. 

En tales casos suelen pensar que su problema real no es el alcohol, sino que son los otros problemas los que les llevan de una forma u otra a seguir bebiendo, y que lo que necesitan es solucionar tal o cual problema para así poder dejar de beber, o al menos dejar de tener problemas con el alcohol.

Este planteamiento es una falacia que solo conduce a que el problema de la adicción siga aumentando, y que tampoco se solucione ninguno de los demás problemas que pueda estar padeciendo la persona afectada.

La mayor parte de las veces es muy difícil discernir cuál de los problemas es origen y cuál de ellos es consecuencia. Causa y efecto, en estos casos, están tan íntimamente intrincados que no hay forma de saber si uno bebe porque tiene problemas, o si tiene tales problemas porque bebe.

En cualquier caso, lo que es absolutamente claro es que el primer problema que hay que tratar y que hay que solucionar es el de la adicción. Hasta que no desaparezca el consumo de alcohol no podremos ver con claridad si realmente hay una depresión, por ejemplo, o si los síntomas depresivos no son sino una de las consecuencias que el abuso de alcohol ha causado en el paciente.

Y lo mismo es cierto para problemas de ansiedad, insomnio, disfunciones de pareja, etc. Primero hay que tratar la adicción al alcohol, y después, si fuera necesario, lo demás.

Por otra parte, en una terapia de deshabituación del alcohol, como por ejemplo el Programa Victoria, el paciente trabaja sobre una serie de aspectos psicológicos que la mayor parte de las veces actúan de una forma terapéutica no solo para el problema de la adicción, sino para el bienestar y equilibrio personal en general, con lo que es muy frecuente que desaparezcan totalmente los problemas que había asociados de un modo u otro al consumo de alcohol.

Por lo tanto, si tienes problemas, y además bebes alcohol, no olvides que el alcohol es el primer asunto que hay que solucionar.


Bernardo Ruiz Victoria
Psicólogo Clínico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada