Follow by Email

lunes, 4 de marzo de 2013

Pasarse de listo


El los últimos meses he tenido varias recaídas de pacientes que son brillantes intelectualmente, personas respetadas socialmente, profesionales con éxito en su campo, con cargos importantes, y que sin embargo, recaen una y otra vez en su adicción al alcohol.

Muchas personas tienden a pensar que la persona adicta es débil de carácter, poco inteligente y que en cierto modo no se esfuerza lo suficiente para superar su problema.

Pero cuando ves a personas que han aprobado una de las oposiciones más difíciles que podamos imaginar, que hablan varios idiomas, que dirigen empresas, que innovan y crean patentes, y que se desenvuelven en el mundo profesional con todo éxito, pero que recaen en su adicción una y otra vez, te preguntas por qué.

Al menos yo me lo pregunto. Y reflexionando sobre mi experiencia profesional en este campo creo que hay un factor muy relevante que afecta a todos los adictos, pero sobre todo a este tipo del que hablo hoy. Y es la sensación de ser más listo que los demás.

Esta sensación de que ya han comprendido su problema, y que por tanto no van a volver a caer en lo mismo, les lleva precisamente a la recaída por falta de humildad, por pasarse de listos, por creer que van a ser capaces de subvertir las leyes de la naturaleza con su amplia inteligencia. Y no es así.

Superar la adicción es tan simple que resulta muy complejo a veces. Se trata de evitar la conducta que reiteradamente te ha creado problemas, beber alcohol principalmente, y dejar de jugar a ser más listo que nadie tratando de "controlarse", "moderarse", o limitar sus efectos negativos de una u otra forma.

En definitiva, hay que tener la humildad suficiente como para reconocerse a uno mismo sus limitaciones, aceptarlas, y vivir con alegría libre de adicciones.

No siempre es fácil.


Bernardo Ruiz Victoria
Psicólogo Clínico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada