Follow by Email

miércoles, 9 de enero de 2013

Año nuevo, vida nueva



Con el cambio de año llega el momento de hacerse buenos propósitos. Y uno de los que suelen hacerse con frecuencia muchas personas es dejar de beber. O dejar de fumar, o dejar de consumir drogas.

La intención suele ser sincera, al menos durante un tiempo. Mientras la persona reflexiona sobre sus motivos y se da cuenta de que las adicciones son negativas para su vida, que le quitan libertad, salud, vida familiar, rendimiento en su trabajo y toda clase de otras consecuencias perjudiciales.

El problema es que con la intención no basta. Es necesaria, pero no suficiente.

Por eso muchas personas lo intentan unos días, o unas semanas, y a la primera de cambio encuentran una buena razón, mejor dicho una mala excusa, para permitirse tomar de nuevo un poquito, con moderación, naturlamente.

Y tras ese primer permiso la propia dinámica de la conducta adictiva vuelve a llevar las cosas a donde estaban antes, y vuelta a empezar.

Si verdaderamente quieres iniciar una vida nueva este año, libre de adicciones, no te conformes con la simple intención. Busca ayuda profesional, sigue una terapia, y libérate de una vez de las cadenas de la adicción.

Feliz Año Nuevo.


Bernardo Ruiz Victoria
Psicólogo Clínico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada